staff
editorial: voces nuevas en la política
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

 

HOME

SOCIEDAD

www.cronistasao.com

contacto: info@cronistasao.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vecinos sin servicio de gas seguirán en espera para acceder a su instalación

Marta Eva Amado

info@cronistasao.com

 

-Mayo 12 de 2016-

 



Unas 800 familias en todo el ejido de San Antonio no cuentan con el servicio básico de gas y por lo menos 100 están en situación económica crítica para poder calefaccionarse durante el invierno.

(San Antonio Oeste). Por la reunión del lunes que los vecinos sin servicio de gas mantuvieron con autoridades del municipio y de la provincia se conoció que para contar con la instalación en las viviendas, primero la empresa proveedora debía ampliar el gasoducto junto con nuevos ramales y con costos muy elevados sin que se hiciera cargo y después recién accedía el frentista.

Por ello, desde el municipio y la provincia resolvieron hacer la obra y pedir financiamiento a Nación, mientras que para solventar a unas cien familias con escasos recursos aseguraron la entrega de leña o gas en garrafas a los fines de que calefaccionen sus hogares.

La reunión con una importante cantidad de vecinos se llevó a cabo el lunes a las 20, en el salón de Usos Múltiples Néstor Kirchner de San Antonio Oeste y se hizo a través de una amplia convocatoria de la Liga de Juntas Vecinales a cargo de Neri García y Pamela González, también colaboraron los referentes de otras Juntas, Daniel Palomequez y Sandra Scholze. Estuvieron además, el intendente Luis Ojeda, Fabricio Curzel, secretario de Obras Públicas y Viviendas, el Legislador Adrián Casadei y concejales del bloque JSRN.

Daniel Palomequez comentó a los presentes que cada año la falta de gas se hacía más notoria. Tanto por el aumento de la población al ocasionar un menor caudal, como por la suba de la tarifa de electricidad que repercutía sobre todo en quienes utilizaban artefactos eléctricos para la calefacción.

Detalló también que si la red de gas pasaba por el frente de una vivienda, el costo para acceder al servicio resultaba mucho menor que si por ejemplo se hacía con una traza de varios metros. Estimó que para unos 75, la instalación salía cerca de 3 millones de pesos, ya que la empresa cobraba las ampliaciones, de la red, del ramal y del gasoducto.

Por otro lado, Palomequez hizo notar que para resolver el problema de la falta de gas se debía tener en cuenta el corto y el largo plazo. Aclaró que para el primero se podía resolver con leña, garrafas, subsidio de energía eléctrica, declaración de emergencia, y otras medidas y que para el segundo se debía realizar una obra importante con una inversión de varios millones de pesos.

Del mismo modo, el intendente Ojeda entre otras apreciaciones se refirió a un convenio de ampliación del gasoducto firmado en 2014 con el gobierno nacional y señaló que se iba a dirigir a esa instancia junto con autoridades provinciales para solicitar el financiamiento de la obra y que si no se aceptaba, igual con el gobierno de la provincia la iba a concretar.

Al finalizar la reunión, los vecinos solicitaron otra para dentro de 15 días y el compromiso del municipio en el control del precio de la garrafa de gas, tras manifestar que se vendía a valores muy dispares, en un comercio a 140 pesos y en otro a 190.

Y desde las autoridades remarcaron que a través de las juntas vecinales realizarían un sondeo en los hogares para verificar las necesidades de calefacción y que después serían cubiertas con leña o garrafas por las áreas de Desarrollo Social de la localidad y la provincia.

INDEX