staff
editorial
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

 

HOME

SOCIEDAD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS PASO CON LUGARES AMIGABLES PARA LA DISCAPACIDAD

Marta Eva Amado

info@cronistasao.com.ar

-Agosto 18 de 2013-

La charla con María Antonia Arguittu, una de las delegadas que designó el Juzgado Federal para las PASO en la Escuela 184 de Las Grutas tuvo que ver con las cuestiones operativas que se pusieron en práctica, de acuerdo a la ley que las rige y que dieron lugar entre otras, el acondicionamiento con un módulo especial para no videntes en uno de los cuartos oscuros –el más cercano a la entrada- y también brindó respuestas a las inquietudes de las autoridades de los comicios y de los electores cuando las planteaban al acercarse a votar.

Arguittu explicó que a diferencia de una elección de carácter provincial o municipal donde intervienen los juzgados de esas competencias, en las PASO del domingo 11, la responsabilidad recayó en los federales que dependen del Poder Judicial de la Nación.

En el cuarto oscuro de la primera de las mesas –la más cercana a la entrada para evitar que las personas con dificultades visuales o de desplazamiento deambularan por todo lugar- se instaló un dispositivo que facilitó la votación de quienes presentaban discapacidad visual. Las boletas partidarias se exhibían en un mural y cada una de las ocho estaban cubiertas con un plástico con signos en relieve de acuerdo al sistema Braille y que podían leerse a través del tacto.


También la gente que se acercó a votar en silla de ruedas o con bastón y no figuraba en el padrón de la primera mesa –la que se instaló más cerca de la entrada- se le permitió que lo haga en ese lugar. Y después a los efectos del escrutinio posterior se trasladó la urna desde la mesa que le correspondía para que luego coloque su voto. En estos casos estaba permitido que un familiar asistiera acompañando al cuarto oscuro o también únicamente podía hacerlo quien presidía la mesa.


Asimismo Arguittu daba información sobre dónde votar, tras consultar en un padrón general que estaba pegado de manera visible en una de las paredes de la entrada a la escuela.

En Las Grutas se destinaron dos establecimientos educativos para las PASO, la Escuela 184 que se manejó con 11 mesas y el CEM 98, con 7, todas de carácter mixtas -hombres y mujeres- y en su mayoría cada padrón tuvo en forma aproximada unos 320 electores. Esta vez incluía la foto de cada uno y después que se votó había que firmar como constancia y de parte de las autoridades se recibió una oblea.

Cada mesa se manejó con un presidente y un suplente, a diferencia de las elecciones provinciales o municipales que siempre se forma con alguien que la preside pero con dos que la suplen. También para asegurar el control estuvieron los fiscales que debieron acreditarse antes de los comicios.

Varias personas con los 16 años cumplidos fueron a votar por primera vez. Arguittu dijo que aunque no las contabilizó, no pasaron desapercibidas por los aplausos que escuchaba una vez que el voto era puesto en la urna.

También explicó que la impugnación de un voto se justificaba solo si alguien se presentaba con un documento que no fuera el suyo o sea que acredite identidad falsa y fuera reconocida por los integrantes de la mesa. Y en el caso de que conste en el documento los mismos nombres de un elector, pero cambiados de lugar, por ejemplo: María Marta por Marta María, igual se permitía votar pero con la observación después en el padrón.


Durante la charla, se presentó el caso de una persona extranjera que quería votar. La delegada le explicó que solo podía hacerlo para las elecciones municipales y que antes debía inscribirse en el padrón de extranjeros en el momento en que las autoridades del tribunal electoral municipal realicen el llamado que corresponda.


Por otra parte, Arguittu comentó sobre la capacitación que se dio para poder asistir como autoridad en las PASO. Se hizo hincapié de que los fiscales no podían reponer boletas. Y que tampoco en el momento del escrutinio estaban autorizados para tocar los sobres con los votos, situación que a veces suele darse y que ayuda a las autoridades de mesa hacer el recuento.

Finalmente como dato particular comentó que la seguridad en las PASO se realizó con agentes de prefectura para cuidar dentro del establecimiento educativo, mientras que los de policía con la misma función estuvieron con el control en las afueras del lugar. En cambio para las elecciones provinciales y municipales, la prefectura mantiene el orden en el exterior y la policía dentro de los establecimientos.



María Antonia Arguittu explicó que el recuadro con sobres de plástico que se observa en el manual de instrucciones de las PASO fue similar al dispositivo que se puso en uno de los cuartos oscuros para facilitar que voten las personas no videntes.

 

Las PASO en la Escuela 184 de Las Grutas


HOME