staff
editorial: los linchamientos, un llamado de atención...
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

 

HOME

SOCIEDAD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota relacionada

Caso Morelli: un gravísimo daño con el aliento de que las víctimas pueden sanar-nota de opinión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CASO MORELLI: DENUNCIAS POR PRESUNTOS ABUSOS SEXUALES


Marcha para no olvidar: respetuoso apoyo de la ciudadanía a víctimas y familiares

Marta Eva Amado

info@cronistasao.com

-Nota especial-

-1º octubre de 2014-


(San Antonio Oeste).- Pasadas las 17 horas del sábado, unas ciento cincuenta personas con carteles y pancartas iniciaron la caminata hasta la plaza Centenario y mientras avanzaban aplaudiendo por la Avenida Belgrano, se incorporaban otras más. Iban con la consiga “Marcha para no olvidar” referida al Caso Morelli quien el imputado está detenido en la ciudad de Viedma y lleva ya, 16 denuncias por abuso sexual a menores con unas 33 víctimas, hasta el momento.

Y una vez en el lugar, la columna de manifestantes, -encabezada por víctimas y familiares- dio una vuelta la manzana y después ingresó al centro de la plaza para realizar un breve acto en apoyo y reconocimiento a quienes sufrieron en soledad los terribles ultrajes.

En ese momento, las palabras y bendiciones del padre Miguel y del pastor Jaime León resultaron esperanzadoras y además la abogada querellante, Ana Schiavone que fue quien organizó la marcha, explicó que sintió la necesidad de convocarla para apoyar a los chicos ante tantos años de dolor y que vieran que la comunidad estaba con ellos.

Por otra parte, agregó que buscaba alertar sobre la problemática del abuso sexual en menores para que, ante cualquier sospecha se pudiera actuar. Al final, Squiavone, algunas madres de las víctimas de abuso y otras personas conversaron con la prensa de acuerdo a los requerimientos.

Preparación de la marcha

Sobre las 17 horas, del sábado, vecinos de los tres asentamientos urbanos -San Antonio Oeste, Las Grutas y Puerto del Este- empezaron a concentrarse para la marcha en las afueras del CEM 29, que linda con la calle Libertad. Tras prepararse, desplegaron pancartas y carteles y con sus escritos hicieron públicas las motivaciones y necesidades de quienes estaban afectados por el Caso Morelli.

Mensajes y reflexiones de familiares de las víctimas

Algunas de las leyendas respondían a los mensajes de: “Justicia toda la verdad sobre Morelli. No molestar a la familia Morelli”, “Basta de inseguridad, Ivonne renuncia”, “SAO presente porque no nos es indiferente tu dolor”, “Perdón por no haber estado antes”, “Ivonne renuncia, Apoyemos a nuestros niños. Autoridades???”, “No abuso sexual infantil”, entre otras.

La marcha hacia la plaza Centenario

Pasadas las 17 se inició la marcha. Por unos breves minutos el grupo avanzó con respetuoso silencio, para después soltarse con aplausos de manera casi permanente hasta llegar a la plaza, al tiempo que parecía una invitación para que la gente de los alrededores se uniera a sus filas como así sucedió. La última parte del recorrido por la Avenida Belgrano, la columna ocupaba más de media cuadra y aparte ya llevaba como escolta delantera un móvil de la policía y al final acompañaba una caravana de automóviles.

Acto en apoyo a las víctimas

Una vez en la plaza, la columna de manifestantes dio una vuelta sobre la manzana para después ingresar al centro de la misma donde la abogada Schiavone dirigió un breve y sentido acto.

-¿Hay alguien de alguna Iglesia que quiera bendecir?, preguntó.

Y enseguida, explicó que había sentido la necesidad de organizar la marcha porque para las víctimas habían sido muchos años de dolor y de maldad. No obstante, pidió respeto por la familia Morelli y que el apellido no fuera estigmatizado con la aclaración de que en ella había gente buena.

Momentos después, el padre Miguel Antequil y el pastor Jaime León pronunciaron unas breves palabras de aliento y bendijeron a la concurrencia. Antequil hizo hincapié en priorizar la ayuda a las víctimas en lo que respecta al apoyo para que vuelvan a confiar. Y León señaló entre las varias cuestiones que los jóvenes merecían que él se hiciera presente en la plaza y que, si la comunidad en alguna cosa había fallado, a partir de ese momento debía ponerse en el lugar que le correspondía para que nunca más volviera a pasar y si todavía sucedía el pueblo iba a reclamar justicia.

También León felicitó a los jóvenes por la valentía y el coraje que tuvieron para poder hablar y decir, acá estamos. “Qué les parece -dijo para finalizar- si nos aplaudimos entre nosotros”. Al tiempo que la concurrencia soltaba los aplausos.

Por último, Squiavone agradeció la participación y el apoyo de los presentes hacia las víctimas, familiares y a su persona. Señaló que a través de la marcha vio a una comunidad unida que no quería nunca más a una persona tan destructiva y que había hecho tanto daño a las criaturas, en referencia al acusado de pedofilia, Marcelo Morelli.

Desconcentración y testimonios

Una mujer comentó que sus hijos fueron ultrajados por Morelli y que a los dos últimos los captó mientras trabajaba en un establecimiento educativo dando un taller. Contó que primero agravió al mayor por unos años y que cuando éste se dio cuenta lo que estaba pasado con sus otros hermanos los ayudó para que no siguieran en esa situación.

-Esto que pasa tocó a ricos y pobres, dijo entre lágrimas.

También aclaró que sus hijos estaban con ayuda psicológica en el hospital local.

Ana Schiavone responde preguntas

-¿Alguna otra actividad después de esta marcha?, pregunté.

Según se vaya desarrollando la causa, obviamente, contestó Schiavone.

-¿Es verdad que hay gente implicada importante y que está presionando para que no trascienda la causa? preguntó después la periodista, Marcela de Radio Alternativa. ¿Y que el caso tiene que ver con trata de blanca?, añadí.

-No, respondió Squiavone, acá hay una sola persona cómplice que se lo va a llamar a declarar, por más que no haya abusado. Ya tenemos 33 casos y hay muchos que no se animan a declarar. Hay un chico de 9 años y que en ese momento tenía 6. El grado de las aberraciones ha sido muy fuerte.

¿Pudo investigar si éste sería un caso único en el país, por tantos chicos abusados?

No, -apuntó-Schiavone- yo me dediqué a investigar esta causa y a acompañar a las mamás y a los chicos. “A ver, continuó- no son solamente 33, 33 son los que se han nombrado entre ellos y hay otros que no quieren hablar por distintas razones”.

También aclaró que el Caso Morelli llevaba diferentes carátulas, porque tenía distintas denuncias. Abuso con acceso carnal, corrupción de menores, pornografía…”Son distintos delitos, -insistió- no, no, él no va a salir, no me queda ninguna duda”.

Dijo además que estaba trabajando muy bien en la causa con un fiscal de Viedma. Y que últimamente se había hecho un allanamiento para secuestrar armas, porque los chicos declararon que el imputado los sometía utilizándolas con ellos.

¿Tienen apoyo psicológico?

-Sí gracias a Dios –soltó Schiavone- actúan la parte del hospital que corresponde a Salud Mental y un organismo de Viedma que asiste a las víctimas, pero Desarrollo Social está ausente.

 

 

 

HOME