staff
editorial
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

 

HOME

SOCIEDAD

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota relacionada en cronistasao!!!!!

Sentidas vivencias quienes ocupan Lomitas del Jagüel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

30 AÑOS DE DEMOCRACIA: ¿QUÉ PUEDEN DECIR QUIENES VIVEN EN LAS TOMAS O LAS VILLAS?

Por: Marta Eva Amado

info@cronistasao.com.ar

-nota de opinión-


-11 de diciembre de 2013-

 

 

Últimamente, las tomas de terrenos por gente humilde –la mayoría- se reproducen en todo el país de manera alarmante. Y sin trasladarnos demasiado, acá en el ejido de San Antonio Oeste se dieron varios asentamientos ilegales en lo que va del año.

Habitar en una toma o villa supone crecer y desarrollarse en condiciones sumamente precarias e inhumanas. Se ve degradada la dignidad como persona.

Las viviendas o mejor dicho las destartaladas piezas se levantan con pedazos de chapa, madera, plástico o lona que se sacan de los basurales, de las sobras de los otros y otras. También, son presas fáciles al rigor de la naturaleza en este caso, de la Patagonia, con bajas y altas temperaturas, por momentos, lluvias intensas y fuertes vientos.

Significa hacinarse y sin querer convivir en total promiscuidad o entrevero en la habitación donde se duerme. Una cama es compartida hasta por cuatro personas, como la situación que mostró el noticiero de Canal 4 SAO TV –adultos/as, jóvenes, chicos/as, bebés-; los servicios básicos están ausentes, aunque a veces el agua y la electricidad se los apropian de la vía pública o los cede alguna vivienda de los alrededores.

Hace que las personas estén propensas o sensibles de contraer cualquier enfermedad y portar bajos indicadores de buena salud. Diarreas, infecciones, defensas súper escasas para luchar contra los males, posibilidades casi nulas de un mejor desarrollo intelectual en la infancia y/o adolescencia.

También se adquiere una baja estima como persona. A través del trabajo diario para ganarse el sustento se produce de manera necesaria una interacción con otros miembros de la comunidad y seguramente se comparan las diferencias sociales y la situación en que se vive. Preguntándose tal vez con culpa, ¿por qué a mí?

Quienes ahora nos gobiernan alardean sobre las bondades de la década ganada. También se le sumó en el día de ayer el festejo de la mayoría de la sociedad y de sus instituciones por los 30 años de democracia. Sin dudas, hito importante, pero todavía como muestra la realidad con una gran deuda hacia la gente humilde.

“Estamos convocados a militar este proyecto de país y llenarlo de
participación popular, de derechos para todos, de libertad garantizada, de inclusión y de justicia social, ese será el mejor modo de honrar los 30 años de democracia”. Estas palabras corresponden a la última parte del comunicado de prensa que firmó Claudio E. Palomequez, presidente Concejo Deliberante de San Antonio Oeste y que se envió para conmemorar la fecha a los distintos medios de comunicación de la localidad.

Pero, ¿quiénes viven en las tomas podrán decir lo mismo?, de militar este proyecto de país y llenarlo de participación popular, de derechos para todos…?

Como sociedad cada uno de nosotros desde su lugar debería tomar conciencia de tamaña situación y ayudar a disminuir sus efectos tan degradantes para la persona.

Hacer que la situación sea visible. Mostrar cómo se vive en las tomas. Tal como ocurrió con algunos de los medios comunicación de esta ciudad y de la región, por ejemplo Canal 4 SAO TV, informativohoy, delabahiadigital, Noticias de la Costa, diario Río Negro, entre otros-.

Peticionar a las autoridades para que den una pronta solución –que no digan solo de manera insensible y escudándose en la Ordenanza: “Quien hizo la toma por tantos años no podrá acceder a un terreno”. Y también propiciar desde las instituciones intermedias una ayuda solidaria de parte de las familias de San Antonio.

Y así, seguramente habría más argumentos favorables para festejar entre todos y todas los 30 años de democracia. En especial se sumarían los de quienes viven en la tomas o las villas.





HOME