staff

www.cronistasao.com

contacto: info@cronistasao.com

editorial
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

HOME

SEGÚN VEO EL MUNDO

Por: Ángel Omar Pezzot

grapezzot@hotmail.com

-23 de junio de 2015-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas relacionadas

Todos los nombres del Batallón 601-opinión-Ángel Omar Pezzot

Un periodista de SAO en el Batallón 601-opinión-Marta Eva Amado-

Desde acá, las otras notas de Ángel Omar Pezzot!!!

Obama al gobierno, Wall Street al poder

Los "Cincuenta Años" de la Revolución Cubana

Cómo se cuenta la historia-la comparación entre Perón y Aramburu

Los 33 años del Golpe Militar

El Cordobazo

Evo Morales, el presidente indígena

Todos los nombres

El golpe en Honduras

Patagonia, política y latifundio I nota

Patagonia, política y latifundio II nota

Retenciones y otras yerbas

El chupe, chupe, chupe, no deje de chupar

Democraccia y neoliberalismo en el Siglo XXI

Gatillo fácil, pero contra el pueblo

Los ernestinos, el papel prensa y los medios de desinformación

Mr.Obama

Un negro tiempo de horror

Videla y su reivindicación en la matanza

25 de Mayo de 2010

El sistema capitalista

Memoria y justicia

Tragedia en Once, país en "vías" de desarrollo

El engendro de la isla Jekyll

24 de marzo 1976, golpe subversivo cívico clerical y militar

Malvinas, 30 años después

Terrorismos en pugna

La democracia y el estilo de vida occidental y cristiano

Licencia para matar

Violencia en el imperio democrático

Qué es el poder

A dos años de la muerte de Kirchner

Ernesto Che Guevara

Hasta la victoria siempre, comandante Hugo Chávez

El fallecimiento de Jorge Rafael Videla, un general subersivo y genocida

Los collas

Evo Morales y el accidentado viaje por los cielos de la demócrata Europa

Terroristas, torturadores y ahora, prófugos

Las PASO del 11 de agosto

Macri y la cofradía del Círculo Rojo

Hitler-Videla y las palabras de Durán Barba

Los compatriotas villeros

Madres de la Plaza de Mayo

El servicio militar obligatorio

Iglesia, violencia, desnutrición

Democracia, justicia, progreso...Etc., etc.

Israel, crímenes de guerra y otras lindezas

Ejercitar la memoria

EE.UU. y su actitud de gendarme internacional

30 años de democracia y la vigencia del nunca más

Religiones, guerras y matanzas

De negros, indios y paisanos

Plaza Constitución, poema

Imperio militar y terrorismo financiero

River-Boca

Terrorismo democrático, cristiano y occidental

 

 

 

 

Los esbirros del Batallón 601

 

Ángel Omar Pezzot

grapezzot@hotmail.com

-23 de junio de 2015-

 

 

 

 

En el Batallón 601 había civiles y militares que eran quienes oficiaban de informantes o buchones y se infiltraban para hacer tareas de inteligencia en el ambiente estudiantil y en los sindicatos.

El ambiente estudiantil se caracterizaba por ser más permeable que el del sindicato por la facilidad de enmascararse por uno cualquiera del grupo, por ejemplo alguien disfrazado de estudiante podía participar en una asamblea universitaria. En cambio en el segundo caso, el sujeto por lo general se hacía pasar por periodista.

Una triste labor, la del informante, quizás la más miserable que pueda realizar un ser humano.

El hecho de mayor repercusión fue el que tuvo como protagonista al llamado Ángel de la Muerte o ex marino Alfredo Aztiz que en 1977 con el falso nombre de Gustavo Niño se infiltró en el grupo de las madres de desaparecidos y marcó a las futuras víctimas, Azucena Villaflor –fundadora de Madres de Plaza de Mayo- y a las monjas francesas Duquet y Domon, las tres fueron detenidas, torturadas y arrojadas vivas al mar.

También, sobre el informante, hasta los poetas del tango tomaron su figura diciendo: “El hombre para ser hombre no debe ser batidor”. Tal consideración conforma el perfil psicológico de un cobarde y hasta de un potencial asesino.

Cabe aclarar que durante el mandato del presidente Arturo Frondizi arribaron al país, oficiales del ejército francés a los fines de impartir cursos de adoctrinamiento. Se basaban en un ultracatoliscismo de derecha y en la experiencia adquirida en tareas de contrainsurgencia en las luchas de liberación de Argelia.

Más tarde, miles de militares sudamericanos pasaron por la Escuela instalada en Panamá y en los llamados operativo UNITAS. Allí abrevaron los monstruos del proceso militar de Reorganización Nacional, también aprendieron a robar criaturas y bienes, a violar mujeres y otras lindezas!!!!!

Esto no nos debe sorprender, pues las FF.AA. estuvieron siempre sirviendo a los intereses de las clases sociales altas, siendo que los cuadros militares suelen pertenecer a una extracción baja. Defendieron a los latifundistas y empresarios (Pacto Roca-Runciman, firmado con Reino Unido, mayo 1933, Asesinatos de unos 1500 obreros en la Patagonia, entre 1920 y 1921-, Semana Trágica, en Buenos Aires, 9 al 14 de enero, 1919, con muerte de por lo menos 700 personas tras conflicto Talleres Metalúrgicos Vasena).

Algunos muchachos del Batallón 601 pensaron que la impunidad los cubría, pero la Presidenta de la Nación ordenó la desclasificación y toda esa mugre social salió a la luz. ¿Quién iba a pensar que a Videla lo bajarían del cuadro?!!!!

Otros informantes del Batallón 601 aprovecharon el silencio para contar y vanagloriarse de su lucha en el monte tucumano, cuando en realidad no pisaron el monte!!!! Qué lástima que no dijeron nada sobre la explotación de obreros en la zafra azucarera tucumana.

En nuestra comunidad se domicilia el ex militar Julio Ramón Alcalde, quien supo pregonar su lucha contra los “zurdos” y cuando en una oportunidad se le preguntó sobre su actuación dijo que a él lo engañaron y lo usaron como a los guerrilleros. Cuando la verdad es que con su información y la de los otros esbirros o crueles buchones facilitaban al verdugo, las nuevas víctimas.

El militar genocida Omar Riveros afirmó que sin los valientes muchachos del Batallón 601 hubiera sido imposible doblegar al enemigo, que se escondía y era difícil su ubicación. Ésa fue la labor de los informantes y unos cuantos, al regresar a la vida civil, se disfrazaron de “periodistas demócratas”.


 

HOME