staff
editorial
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

HOME

SEGÚN VEO EL MUNDO

Por: Ángel Omar Pezzot

grapezzot@hotmail.com

-4 de junio de 2014-

 

 

Omar Carrasco fue asesinado mientras cumplía el servicio militar obligatorio en Zapala, en 1994

Desde acá, las otras notas de Ángel Omar Pezzot!!!

Obama al gobierno, Wall Street al poder

Los "Cincuenta Años" de la Revolución Cubana

Cómo se cuenta la historia-la comparación entre Perón y Aramburu

Los 33 años del Golpe Militar

El Cordobazo

Evo Morales, el presidente indígena

El golpe en Honduras

Patagonia, política y latifundio I nota

Patagonia, política y latifundio II nota

Retenciones y otras yerbas

El chupe, chupe, chupe, no deje de chupar

Democraccia y neoliberalismo en el Siglo XXI

Gatillo fácil, pero contra el pueblo

Los ernestinos, el papel prensa y los medios de desinformación

Mr.Obama

Un negro tiempo de horror

Videla y su reivindicación en la matanza

25 de Mayo de 2010

El sistema capitalista

Memoria y justicia

Tragedia en Once, país en "vías" de desarrollo

El engendro de la isla Jekyll

24 de marzo 1976, golpe subversivo cívico clerical y militar

Malvinas, 30 años después

Terrorismos en pugna

La democracia y el estilo de vida occidental y cristiano

Licencia para matar

Violencia en el imperio democrático

Qué es el poder

A dos años de la muerte de Kirchner

Ernesto Che Guevara

Hasta la victoria siempre, comandante Hugo Chávez

El fallecimiento de Jorge Rafael Videla, un general subersivo y genocida

Los collas

Evo Morales y el accidentado viaje por los cielos de la demócrata Europa

Terroristas, torturadores y ahora, prófugos

Las PASO del 11 de agosto

Macri y la cofradía del Círculo Rojo

Hitler-Videla y las palabras de Durán Barba

Los compatriotas villeros

Madres de la Plaza de Mayo

 

 

 

 

 

EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO

 

 

Ángel Omar Pezzot

grapezzot@hotmail.com

-4 de junio de 2014-

 

Vale la pena recordar que el servicio militar obligatorio se conocía como la Ley 3948 de Richieri, -el apellido del militar que lo propuso-. Quizás en su momento –fines del Siglo XIX tuviera algún sentido, pero en la actualidad no hay ningún argumento válido para su reinstalación.

Para la gente joven es necesario recordar que motivó la suspensión y/o derogación de la Ley, el asesinato del conscripto Omar Carrasco dentro del ámbito de un regimiento en Zapala, provincia de Neuquén, y a la fecha todavía los verdaderos responsables que aparecieron en el Caso Carrasco II nunca fueron juzgados. ¡Qué vergüenza!!!!

Desde siempre, cuando algún conscripto encontraba la muerte en un establecimiento militar, usaban el argumento de que en una práctica de tiro, un soldado por descuido había accionado un arma sin la debida precaución… y allí terminaba el asunto. En realidad, muchas veces se debía a la extralimitación cuando aplicaban penas y/o tormentos, aún por faltas reglamentarias insignificantes, que no se correspondían con el final de una vida.

En Malvinas tuvo aplicación el tormento de “estaquear” piernas y brazos al aire libre con temperaturas bajísimas, estos hechos están testimoniados por excombatientes.

Quien esto escribe cumplió con el servicio militar y los recuerdos no son buenos. Éramos tratados como seres inferiores, sin ningún derecho como si fuéramos el típico personal de maestranza de épocas pasadas.

Recuerdo a un compañero que fue tan exigido en el ejercicio de cuerpo a tierra y levantarse y correr, para luego volver el cuerpo a tierra que, al cabo de aproximadamente media hora, tuvimos que ir a levantarlo y llevarlo a la enfermería. Mientras que el “superior” se ufanaba de su proceder y de lo que nos podría pasar en caso de desobediencia y/o debilidad en los ejercicios.

En cuanto a los defensores del servicio militar que apoyan su reinstalación, argumentan que muchos soldados aprendieron allí sus primeras letras, que se los examinaba medicamente, que aprendían modales… ¡Cómo iban a aprender modales! Si los modales que ellos impartían estaban reñidos con las buenas costumbres. Allí no había costumbres, solo se impartían órdenes.

También era notorio como se producían hurtos de alimentos por parte del personal militar. Y en el sector de intendencia los materiales que se compraban mediante licitaciones estaban sobrevaluados en beneficio de determinadas personas.

En la última dictadura militar tuvieron “destacada” actuación las capellanías castrenses que constituían y constituyen un contrasentido. Hablan de paz y amor entre los seres humanos, al tiempo que en el regimiento enseñan a matar y no solo eso, sino que a valorar en todo momento lo actuado por los sanguinarios militares.

Notemos que el Vicario Castrense y los Capellanes gozan de sueldos elevados, lo que nuevamente habla de la desvergüenza de estos personajes.

Algo muy curioso es que la Virgen del Rosario es la patrona del ejército…Oh!!!!, sorpresa!!!!, el ejército enemigo también tiene una virgen, capellanías y capellanes… ¡Qué cosa, no!!!!!

Nunca escuché que un capellán donara su sueldo para los niños hambrientos…Todo se limita a rezar y deseos de solidaridad y amor entre los hermanos.

Lo terrible es que en los últimos años han incorporado a mujeres en los cuadros militares…La mujer que biológicamente está preparada para dar vida, ahora también la preparan para matar. Queridos hermanos religiosos, algo huele mal.

El ejército es una máquina de matar, transformémosla en una máquina de paz y de amor, cuando tengan una duda piensen en qué hubiera hecho Jesús y no se equivocarán.

Tengamos presente en todo momento que un sistema injusto como es el capitalismo se basa en la usura y el interés compuesto. La usura –aunque no esté contemplada por la iglesia- es un pecado capital y el poder económico inventa las guerras.

En este siglo las FF.AA están perimidas, es decir que no tienen vigencia y en todo caso solo sirven para que los judas mantengan a la industria bélica y que unos tontos hablen de la paz.

HOME