'
staff
editorial: los linchamientos, un llamado de atención...
contacto
tiempo y mareas
ediciones anteriores
economía nacional

 

 

HOME

RINCÓN LITER-ARTE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras notas de Jorge Castañeda!!!!

Mujer

Crónica de un poeta en Las Grutas

Navidad en la Meseta

En el día del escritor -¿Podemos hablar de una literatura patagónica?-

Réquiem-Ernesto Sábato-24-6-1911-30-4-2011-

Meseta de Somuncurá

Sobre venta de la delegación de Las Grutas

Poblador de la meseta

La dama de blanco relato-

Las piedras que hablan en la meseta

Doy gracias por todo lo que tengo

Han brotado las flores de mis cactus

La meseta de Somuncurá

El poema

La meseta de Somuncurá

Raíces de la vida

Sobre el Fer y los escritores

Adiós al viejo caudillo

Elogio del alambrado

Para mi padre

Cuando un amigo se va

Carta abierta al señor Movistar

García Márquez, el otoño del escritor

Tal vez algún día Arroyo Los Berros

Nota relacionada!!!!!

Jorge Castañeda recibió otro premio por poema "Será por la palabra"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AL POETA GRUTENSE HUGO ALEGRE


In Memoriam

Jorge Castañeda, escritor, periodista de Valcheta

jorgecastaneda@yahoo.com.ar

-mayo 14 de 2014-

 

 

AL POETA GRUTENSE HUGO ALEGRE


In Memoriam

Compartí algunas horas contigo
frente al mar en Las Grutas.
La pasión de escribir
era tanto tuya como mía
y algún poema nos desvelaba
hasta el alba.

En aquellas noches de bohemia
con Víctor Menjolou,
el gordo Meis
y con otros residentes
las estrellas se conjugaban
con el hechizo
de los sueños.

Alegre eras como tu apelativo
y alegres nuestros tiempos felices.
El vino encendía la charla
y una dorada magia
nos invadía.

El Boca de nuestros amores
destellaba en la camiseta
y era tan distintivo
como tu sombrero
ajado de mares y de soles.

Me visitabas en mi comercio
Y caminábamos intercambiando versos
mientras los turistas nos miraban
con ojos asombrados
cuando las calles eran de tierra
y la peatonal no existía.

Te recuerdo con tu morral
en la plaza de artesanos
y a veces algunos de tus poemas
aletea en mi corazón
como pájaros arrutados.

Buen amigo. Hoy de alguna forma
descansas y esperas.
Nada es igual
y todo está cambiado.
Hoy como dice el tango está llena
Las Grutas de caras extrañas.
Pero anda a destajo tu duende
por las viejas calles del balneario.

Y a veces me parece verte caminar
como antes
y tal vez sea verdad
porque los poetas no se mueren nunca.

 


Jorge Castañeda
Escritor - Valcheta


HOME