staff
Al don Félix se lo preparó para que pueda flotar y luego se lo transportó al sitio del hundimiento en Las Grutas
editorial: la participación en SAO
contacto
tiempo y mareas
clasificados
ediciones anteriores
economía nacional

 

Home.julio-agosto-set09

HOME ACTUAL

CRÓNICAS DEL AYER

 

el pesquero amarillo muestra una estructura llena de óxido

El Don Félix en el muelle de Gomas de SAO

 

también se destinaban momentos para la distracción

En la mesa de la cocina del Don Félix juegan al truco-de izq. a derecha, Rodríguez, Feltaño, Salas y otro marinero. Fuera del recinto interno, Raúl Balucinnsky que observa por la ventanilla -fot. Miguel Ángel Rodríquez-

 

épocas de abundancia

En el '80-'81, el Don félix en la zona de Camarones."Mono", José Saez muestra la abundante pesca de langostinos -fot. Miguel Ángel Rodríguez-

Desde Acá las otras notas del Don Félix, no te las pierdas!!!!

Don Salvador cuenta que el barco lleva el nombre de su padre

Nélida Galdo lo plasmó en sus pinturas

Entrevista a Miguel Ángel Rodríguez, uno de sus patrones

 

 

 

 

 

EL BARCO DON FÉLIX TIENE QUIÉN LO RECUERDE -Cuarta Nota-

Osvaldo "Zorro" Salas evoca las dificultades y bonanzas

Por: Marta Eva Amado

info@cronistasao.com.ar

 

Osvaldo "Zorro" Salas, un avezado pescador que tiene el oficio desde muy pequeño

Salas, que hizo los primeros pasos en la pesca de costa junto a su padre, rememora los días que trabajó con el Don Félix. Explica que resultó una novedad para los compañeros que haya sido de hierro, a diferencia de los de madera que hasta ese momento navegaban por el golfo. Aproxima que por lo menos tenía veinte metros de eslora, con un uso, al igual que su gemelo, el Don Valentín para extraer la vieira del San Matías.

Recuerda también que el Don Félix ofició de transporte. Desde la provincia del Chubut acarreaba hasta San Antonio Oeste, la pesca marina que, por lo general, consistía en langostinos.

En el ’73, evoca que la empresa Galme Pesquera decide armar al Don Félix y al Don Valentín para sacar la merluza del golfo San Matías. “Y esas sí- asegura Salas- eran épocas de abundancia, ya que con sólo tirar tres lances al día se completaba el barco. Porque acá era todo virgen, y según papá, nunca se había sacado ese tipo de pescado”.

Pero el frío que pasó durante los inviernos arriba del pesquero, aún lo tiene presente. Salas, con la mirada perdida en un punto del comedor de su casa, explica con todo detalle que se debía porque era de hierro. Y mientras roza los dedos por la pared, dice que el agua chorreaba como una canilla tal como si quedara perdiendo, no obstante la capa de madera que tenía el barco.

El Don Félix llevaba una tripulación de ocho personas. Seis, marineros, un maquinista y el patrón. Pero, lo bueno era que tenía cuchetas y ahí sí que se podía estar y descansar un poco, reconoce ahora sonriente el viejo pescador.

Según los cálculos de Salas, los dos barcos gemelos, en los inicios del ’90 dejaron de navegar por el golfo. Y después los destinaron para ciertos emprendimientos productivos. Luego, con procesos judiciales de por medio, y durante algunos años, estuvieron tirados a la orilla de la marea, muy cerca del muelle de Gomas.

Y al tiempo que Salas, con nostalgia sigue desgranando viejos recuerdos, sabe que el Don Félix ya no está en tierra firme. Lo hundieron para formar el Parque Submarino Las Grutas. Igual que una película quedará en su mente que junto a su gemelo, el Don Valentín fue el primer barco de hierro que surcó las aguas del San Matías.

Una añorada época de escasas comodidades, pero de sobre abundancia pesquera.


 


Los relatos sobre el "Don Félix" continuarán con otros protagonistas, no te los pierdas!!!!

Home-julio-agosto-set09

HOME ACTUAL